Entrar al Panel

Hidratación, ¿qué hay que saber?

Hidratación, ¿qué hay que saber?

La hidratación es esencial para el adecuado funcionamiento de nuestro cuerpo. Ya hemos hablado de la importancia del agua y de sus múltiples funciones. Ahora bien, qué pasa con las gaseosas y jugos, ¿también hidratan?

Muchas son las encuestan que arrojan en sus resultados un alto consumo de gaseosas y jugos en la población, formando parte de su hidratación diaria, cuando en realidad deberían ser algo ocasional.

¿Qué tienen las gaseosas y jugos artificiales?

Primero que nada debemos saber que no son alimentos, constituyen productos ultraprocesados que no nos aportan ningún nutriente para la salud, son las famosas calorías vacías. Al ser bebidas, muchos las toman como la hidratación de cada día, trayendo problemas para la salud.

Las gaseosas y jugos artificiales suelen contener grandes cantidades de agua carbonatada y azúcar, además de sodio, colorantes, aromatizantes, ácido fosfórico, cafeína, entre otros. Cuando a estos ingredientes se los consume de manera frecuente traen afectaciones para la salud, tanto a corto como largo plazo.

Numerosos estudios en todo el mundo relacionan el consumo de bebidas azucaradas con la caries dental, la obesidad, la diabetes mellitus, las enfermedades cardiovasculares, artrosis y el cáncer.

Decir que tienen azúcar no se traduce al azúcar que se utiliza de manera casera, las cantidades son industriales, por ello debemos conocerlas:
  • Jugo de frutas en cajitas de 250ml (sabores durazno, naranja, manzana, etc.): contiene el equivalente a 8 cucharas tipo té (pequeñas) de azúcar.

  • Agua saborizada comercial de 500ml (naranja, pomelo, pera, ananá, limón): equivalente a 8 cucharas tipo té (pequeñas) de azúcar.

  • Gaseosa común de cualquier tipo (cola, naranja, limonada, pomelo, etc.) de 500ml: equivalente a 11 cucharas tipo té (pequeñas) de azúcar.

  • Bebida de soja (sabor manzana, naranja, etc.) de 250 ml: equivalente a 5 cucharas tipo té (pequeñas) de azúcar.

  • Jugo de fruta natural comercial en botellas (300ml): equivalente a 5 cucharas tipo té (pequeña) de azúcar
Cabe destacar que las bebidas y jugos “zero” no contienen azúcar pero el sabor dulce está dado por edulcorantes no nutritivos. No obstante, son una opción para consumirlas eventualmente, no de manera diaria.

Mirá nuestra nota sobre las Gaseosas sin azúcar.

Todo es cuestión de hábitos

La Organización Mundial de la Salud, recomienda reducir el consumo de bebidas azucaradas. Sin embargo, la misma organización afirma que, pese a que se conocen los efectos negativos del azúcar sobre la salud humana, en muchos países del mundo se ha incrementado su consumo. ¿Por qué sucede eso? Por una cuestión de hábitos.

Los hábitos son conductas que repetimos muchas veces hasta convertirlas en una práctica diaria, esas conductas están influenciadas desde que somos niños, y la repetición hace que formen parte de nuestra elecciones, sin siquiera tener conciencia al respecto.

Estas conductas se refuerzan con otros factores como la publicidad y el acceso de alimentos.

Para lograr un cambio debemos tomar conciencia del hábito que debemos modificar, entender que no tiene que ver con gustos naturales, sino como algo impuesto por la sociedad en la que vivimos.

Reeducar el paladar

Las únicas bebidas que deberíamos consumir a diario son agua segura, aguas saborizadas naturales (con alguna hierba, jengibre, trozos de frutas) o infusiones de hierbas. Los jugos exprimidos de frutas naturales sin azúcar añadida nada tienen que ver con las bebidas artificiales pero ¡ojo! no es lo mejor para un consumo diario ya que aportamos sólo el azúcar de la fruta, como una bebida especial sí, para hidratarnos todos los días siempre preferir agua.

Al ser parte de un hábito, debemos comprender que nuestros gustos van a responder a eso, por lo que nuestro paladar tendrá preferencia por una bebida dulce, siendo muy difícil el consumo de agua. Ciertas recomendaciones pueden ayudar a ésta reeducación:
  • Ser consciente del hábito que debemos cambiar.

  • Reducir el consumo que teníamos de gaseosas y jugos.

  • Recordar el consumo de agua con alarmas o recordatorios.

  • Transportar a donde vayamos una botellita con agua.

  • En un principio se puede añadir unas gotas de limón, naranja, rodajitas de jengibre al agua para facilitar su consumo.

  • Bajar el consumo de edulcorante en otras bebidas como las infusiones. 

No dejemos pasar la oportunidad de mejorar nuestra salud.
¿Necesitás asesoramiento personalizado?
Decidite y comenzá ahora a mejorar tu estilo de vida.
Contamos con un equipo de profesionales dispuestos a ayudarte.
¡Dejá tu Comentario!
Copiar URL para Compartir


Esto te puede interesar
Alimentación antiage
Industria alimentaria y aditivos
Carnes: ¿por qué debemos comerlas?
Beneficios del café
Tips para las vacaciones
Últimas Notas Publicadas
Tu propio camino
Elevaciones de piernas
Beneficios de la música y el baile
Nunca es tarde para comenzar a entrenar
¿Qué hacer si no te gusta el cardio?
Las 5 Notas más vistas
Ejercicios para trabajar glúteos
Conocé tu biotipo
¿Es correcto reemplazar la cena por un batido de proteína?
Construí tu propio gimnasio
¿Cuál harina elegir?