¿Qué sucede en nuestro cuerpo al trabajar la hipertrofia?


Es muy importante tener un nivel adecuado de masa muscular para tener un cuerpo saludable.


El músculo tiene importancia en la composición corporal, la cual indica de qué está hecho nuestro cuerpo, y tenerlo en la medida que corresponda, según las necesidades de cada persona, permite que nuestro organismo funcione de la mejor manera, evitando patologías como la diabetes, problemáticas metabólicas y hormonales, obesidad y sus derivados, etc. Decimos “según las necesidades de cada persona…”, ya que no es sólo para los deportistas, los cuales necesitan un cierto nivel de masa muscular de acuerdo a cada disciplina para mejorar su rendimiento y para cuidarse de posibles lesiones, sino que hacemos referencia a todo tipo persona, desde mamás, docentes, contadores, informáticos, etc. Hablamos de todos, porque el musculo es salud, y es salud porque nuestro cuerpo lo necesita. Es por esta razón que decimos que “fuimos hechos para el movimiento”, ya que para poder generarlo necesitamos entrenar, pero de la manera correcta.


Y … ¿Cómo sería entrenar de la manera correcta?

Primero que nada, es fundamental establecer un programa de acción estimativo que busque lograr determinados objetivos, en donde se definan etapas con actividades diseñadas para ir marcando los pasos para lograr esos objetivos. Teniendo en cuenta la meta de poder crear masa muscular, es que se torna necesario entrenar la fuerza de diferentes maneras, las cuales irán variando según las etapas establecidas. Es así que, en el proceso de ganancia muscular ocurren ciertos procesos dentro de tu cuerpo, los cuales son importantes de conocer para saber que estás en el camino correcto y que debes tener paciencia, que todo llega, cuando hay esfuerzo y dedicación.

Cuando te decides por trabajar con ejercicios de fuerza, lo primero que debes tener en cuenta es la tensión mecánica, la cual se produce al momento de mover una carga. La misma va a depender de la intensidad de esa carga (% de carga) y del tiempo bajo tensión (TUT) de la misma. Lo importante al tener en cuenta la tensión mecánica, es que la misma es la que va a establecer el tipo de trabajo que se está realizando, por lo que si realizamos estímulos mecánicos entrenando con cargas altas o realizando ejercicios excéntricos o pliométricos, y estímulos hormonales como aquellos que se producen al realizar ejercicio de fuerza, podemos llegar a producir estrés metabólico, el cual está relacionado con una mayor producción de hormonas estimulantes del crecimiento favoreciendo así la respuesta anabólica y la síntesis proteica, es decir, un entorno favorecedor para la creación de masa muscular. El estrés Metabólico es el resultado de la acumulación de diferentes metabolitos, a partir de un estímulo mecánico. Se produce esa “hinchazón” o congestión luego de un entrenamiento.


El Daño Muscular se produce por el estímulo producto de un ejercicio para el cual el cuerpo no estaba preparado. Es resultado de la tensión y el estrés y tiene una relación lineal: a mayor daño, mayor recuperación (Aparición de DOMS o Agujetas), el cual es ese dolor, molestia o reacción inflamatoria en respuesta a las microlesiones producidas por la intensidad desafiante del ejercicio. Hablamos de esa reacción dentro de lo saludable, es decir, de esos síntomas de que se ha trabajado fuerte, pero dentro de los rangos correctos, donde el contexto favorece que el músculo logre recuperarse recreando y formando las fibras musculares.


¿Cómo cuidar tus músculos y proteger ese rango de dolor saludable?

Alimentándose nutritivamente, entrando bien en calor previo a la actividad principal, hidratándose durante la misma y estirando al finalizar.

Una vez que se haya conseguido el objetivo a nivel muscular, o a veces en el trayecto hacia el mismo, el músculo comienza a deshincharse tras la costumbre al entrenar y se puede comenzar a ver más delimitado. Sin embargo, post trabajos de volumen muscular, se puede proseguir con trabajos donde se busque mantener la masa muscular, pero buscando que la misma se defina. Como dijimos, post volumen, ya que para que los músculos se vean, previo a eso, debemos crearlos ¿no es cierto?


Es así que hay un proceso que entender y respetar en el transcurso de la consecución de nuestros músculos. La clave siempre está en la paciencia, constancia y esfuerzo.

¡Dejá tu Comentario!