¿Cómo preparar un picnic saludable?

¿Cómo preparar un picnic saludable?

¿Qué incluir en las mochilas para un picnic saludable?

A continuación brindamos algunos consejos saludables sobre cómo preparar una mochila con alimentos ricos, que sumen y le den energía a nuestros hijos. Todo lo que podamos hacer en casa con ingredientes naturales y bien cuidados, además de ser sabroso, tiene la propiedad de ser saludable y nutritivo a la vez. De esa manera, le enseñamos a nuestros hijos a comer bien y rico.

En vez de usar sándwiches de miga comprados, que sólo contienen harina refinada blanca y una escasa lámina de jamón y queso, podríamos reemplazarlos por sándwiches caseros con pan integral y bastante jamón y queso. El pan integral, además de aportarnos energía, nos proporciona fibra y el hecho de que le pongamos una generosa cantidad de jamón y queso nos suma proteínas, eso da saciedad y hace que los niños coman menos pan. Por otro lado, en lugar de llenarles la mochila con galletitas dulces, saladas o budines industriales (alimentos todos ricos en harinas refinadas, azúcares,  grasas trans y sodio), podemos hacer galletitas o budines salados o dulces, caseros con ingredientes como huevos, avena, trozos de fruta, frutos secos. De esta forma, les aportaríamos no solamente energía, sino que estaríamos nutriéndolos con proteínas, fibras, vitaminas y minerales, siendo todos alimentos prácticamente completos en macronutrientes.

Otra opción es poner fruta, que se pueda transportar y comer fácilmente como manzana, banana, mandarina. De esa manera, le damos energía y le proporcionamos fibra. También existe la alternativa de hacer barritas de cereales caseras que contengan avena, huevos, fruta seca o fruta disecada.

Los snacks no son una opción a la hora de hablar de comida saludable, ya que son ricos en grasas trans, aceites vegetales hidrogenados, frituras, sodios y harinas blancas refinadas. Son alimentos altamente procesados que deberíamos evitarlos por completo. En reemplazo se puede optar por: frutos secos, frutas, trocitos de frutas disecadas (mejor si no son azucaradas), o bien pochoclos caseros. Estos últimos están hechos a base de maíz pisingallo, se trata de un grano entero, que aporta carbohidratos, pero también fibras, vitaminas y minerales. Además, es una comida de mucho volumen y poco peso, lo que aporta baja cantidad calórica y rápida saciedad. La principal ventaja es que no contiene gluten. Debemos tener siempre presente agregarle poca sal. Pero ojo, los pochoclos que no son caseros están fritos en manteca y mucho sodio, contienen azúcar y jarabe de maíz de alta fructuosa. Estos no son recomendables.

En cuanto a los cereales industriales, en muchos de ellos se encuentran en forma enmascarada las grasas trans, sodio y azúcares (todo ello es muy adictivo a nivel cerebral). Lo recomendable es hacer la granola casera con avena, con frutos secos, con pasas de uva o bien barritas de cereales y endulzarlas con miel (es azúcar con nutrientes no vacía). Dentro de los cereales comprados, las almohaditas de avena sin azúcar también constituyen una buena opción.

Como verán, son muchas las variantes a la hora de elegir una vianda saludable para nuestros niños. Desde ya todo lo que podamos hacer con nuestras manos y supervisar qué le agregamos, va a sumar y va a hacer la diferencia en la alimentación.

¿Necesitás asesoramiento personalizado?
Decidite y comenzá ahora a mejorar tu estilo de vida.
Contamos con un equipo de profesionales dispuestos a ayudarte.
¡Dejá tu Comentario!


Esto te puede interesar
¿Son recomendables las dietas restrictivas en niños?
¿Nos hace frío y comemos más?
¿Utilizan la comida como refugio?
¿Sal sí o sal no?
Sodio: un producto bajo la lupa
Últimas Notas Publicadas
¿Entrenar en ayunas?
¿Son recomendables las dietas restrictivas en niños?
¿Nos hace frío y comemos más?
5 de junio: Día Mundial del Medio Ambiente
¿Utilizan la comida como refugio?
Las 5 Notas más vistas
Entender la diferencia de Solo cardio y Cardio + pesas
6 claves para llegar mejor al verano
¿Qué es ser Fitness?
Aprender a reemplazar lo FAT por lo FIT
Los 5 principios FIIT