Suplementos básicos: Vitamina C y Omega 3


La Vitamina C se encuentra en los alimentos, principalmente en cítricos (naranja, mandarina, limón, pomelo) y en el kiwi. Es una vitamina hidrosoluble, es decir, se disuelve y absorbe en agua y es termolabil, ya que se pierde durante la cocción a altas temperaturas. Además, esta vitamina sufre oxidación en contacto con el oxígeno, se va perdiendo si dejamos el alimento cortado y expuesto. Es por todo esto que a veces consumimos o absorbemos muy poca cantidad.

Algunos de los beneficios que nos aporta el consumo de vitamina C son:
  • Ayuda a la absorción del Hierro.
  • Es un antioxidante que evita el envejecimiento celular y la aparición del cáncer.
  • Facilita la cicatrización de heridas.
  • Sintetiza colágeno, lo que reconstituye tendones, vasos sanguíneos, cartílago, huesos y dientes.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Mejora la vista.

Por otra parte, el Omega 3 es un ácido graso poliinsaturado que se encuentra en pescados, mariscos, aceite oliva, de soja, de canola, nueces y semilla de linaza. Es común que en nuestra alimentación cotidiana no se consuma suficiente Omega 3, por lo cual recomendamos su suplementación. 

Algunos de los beneficios que nos aporta el consumo apropiado de Omega 3 son:
  • Reduce el riesgo de enfermedades coronarias.
  • Regulariza las hormonas.
  • Ayuda a aumentar la capacidad de atención.
  • Disminuye la acumulación de grasa en el hígado y la inflamación.

Por lo dicho anteriormente, los suplementos de vitamina C y Omega 3 son esenciales para todas las personas.

¡Dejá tu Comentario!