Incorporá el cardio continuo

Incorporá el cardio continuo

Realizar ejercicio cardiovascular en cualquiera de sus versiones es muy importante ya que, en simples palabras, ayuda a la pérdida y control de la grasa corporal, al fortalecimiento del corazón y al incremento de la capacidad pulmonar. Reduce el riesgo de padecer hipertensión, diabetes y colesterol, mejora la capacidad de descansar, reduce el estrés y la fatiga, mejora el funcionamiento del sistema nervioso y reduce la ansiedad y la depresión.

Dentro de las formas que se puede realizar, podemos encontrar la aeróbica, que se logra dentro del 70% u 80% de tu frecuencia cardíaca máxima. La misma ayuda a incrementar la capacidad cardio respiratoria, que es la habilidad para transportar sangre oxigenada a los músculos y dióxido de carbono fuera de las células. Esto ayuda a nutrir a las diferentes células que forman parte de tu cuerpo y a su vez a eliminar las toxinas que se producen durante el ejercicio.

Para poder realizar este tipo de cardio, se requiere sostener cierta actividad en forma continua en una intensidad moderada-alta, durante determinado tiempo, sintiendo que tus pulsaciones se elevan generando cierta dificultad. Puedes hacer caminatas, trote, usar la cinta, el elíptico, escalador, bici, cualquier aparato relacionado, tanto fijo como para el aire libre.

Beneficios del cardio continuo

Los cardios continuos, por sus particularidades, se caracterizan por gastar las calorías al momento de estar realizando el ejercicio. Entonces, cuanto más constante e intenso es,  más calorías vas a utilizar. Es decir, no por ser de larga duración, el ejercicio debe ser suave. Por el contrario, debes tener en cuenta que hacer ejercicio a una intensidad mayor supone una pérdida de peso mayor por su gasto calórico total. Sin embargo, no debes realizarlos en exceso porque si no está bien regulado con la rutina y la alimentación, el cuerpo puede llegar a utilizar energía proveniente de los músculos en lugar de la grasa.

La clave para poder aprovechar todos los beneficios del cardio reside en la continuidad.

Si quieres conseguir resultados, como en todo, tienes que ser regular en la práctica, ya que a través de la misma logramos crearle al cuerpo la necesidad de adaptarse para poder satisfacer las demandas establecidas. La frecuencia y cantidad de cardio va a depender de tus objetivos y necesidades, pero no debe faltarte. A través de la constancia de un estímulo, el cuerpo puede entender que tiene que hacer un cambio para poder responder al mismo.

Como siempre sostenemos, el cambio está en tus hábitos y los hábitos en tu voluntad. Sólo es cuestión de entrar en acción.
¿Necesitás asesoramiento personalizado?
Decidite y comenzá ahora a mejorar tu estilo de vida.
Contamos con un equipo de profesionales dispuestos a ayudarte.
¡Dejá tu Comentario!


Esto te puede interesar
Tu cuerpo tiene memoria
La mejor medicina antivejez: tus músculos
No se trata solo de glúteos bonitos
¿Te gusta correr? Entonces, entrená la fuerza
¿Cuál es la mejor edad para la iniciación deportiva?
Últimas Notas Publicadas
Ayuno: una herramienta más
Vegetarianismo: mitos y verdades
¿Cómo nutrir nuestro cerebro?
Niños y niñas: ¿sus meriendas son saludables?
Tu cuerpo tiene memoria
Las 5 Notas más vistas
Entender la diferencia de Solo cardio y Cardio + pesas
¿Qué es ser Fitness?
6 claves para llegar mejor al verano
Hacer un cardio todos los días
Conocé tu biotipo