Estamos genéticamente diseñados para movernos

Estamos genéticamente diseñados para movernos

El hombre está genéticamente diseñado para moverse. Esto se debe a que poseemos el gen de la era Paleolítica.

Nuestros ancestros paleolíticos eran magros, fuertes y fibrosos y se enfermaban menos. Esto se debe a que estaban en constante movimiento: trepando árboles, escapando de depredadores, cazando para poder comer. A su vez, comían totalmente natural: verduras, frutas, carnes, etcétera. Se alimentaban 100 % de la naturaleza. Entonces: ¿cómo pretendemos hoy estar como ellos si no nos movemos y encima comemos mayormente alimentos procesados?

Estamos a la inversa

Obviamente los tiempos han cambiado. Hoy es más fácil abrir un paquete de galletas o pedir comida hecha y no cocinar. Es más fácil ir en auto a todas partes que caminar o usar una bici. Es más fácil tomar el ascensor que subir las escaleras. Pero todo eso nos llevó a que hoy más de la mitad de la población mundial sufra de enfermedades derivadas por mala alimentación y falta de ejercicio.

Entonces si comenzamos a movernos un poco más en lo que podamos e incluimos una hora de ejercicio diario los resultados van a llegar.

Una hora de tu jornada es solo el 4% de un día.

Solo debemos organizar de antemano esa horita que le vamos a dedicar al ejercicio. Sea cual fuere. Un deporte que te guste, bailar, caminar, salir a andar en bici. Algo que te demande moverte.

¿Podríamos intentar copiarlos, al menos un poquito, y volver al pasado?

Necesitamos empezar de nuevo

Si no imitamos a nuestros antepasados no habrá manera de estar como ellos. Por el contrario, vamos a crear un cuerpo débil, propenso a enfermedades y todo lo que eso acarrea. Si no nos movemos, no vamos a lograr resultados. No existe dieta milagrosa ni cirugía que perdure en el tiempo si no hay un cambio de hábito. El ejercicio es el 50% de tu camino hacía tu mejor versión.

El entrenamiento físico no es un lujo, es una necesidad. Es fundamental. En la actualidad tenemos miles de tareas y cosas para hacer, pero debemos darle prioridad a nuestro cuerpo, a nosotros mismos y al bienestar. Si no estamos bien con nosotros mismos, no lo vamos a estar con el resto.

Fuimos hechos para movernos. La necesidad de realizar alguna actividad física está en nuestros genes. Si ya viste que en tu estado de quietud y confort no te sentís bien ni a gusto, ¿qué esperás para probar otro estilo de vida? Verás que al moverte poco a poco te sentirás y te verás mejor. Ponete a prueba y comenzarás un camino de ida del que no querrás irte.


En la imagen se muestra ilustrativamente la evolución humana. ¿Cómo terminamos no?

El último señor representa hoy en día cómo somos la mayoría. Quizás muchos no tendrán este sobrepeso pero sí las enfermedades de este señor, derivadas por una misma causa: por mala alimentación y por ser sedentarios.  

Pero lo importante es qué hace este señor: se decidió, pegó la vuelta, se puso las zapatillas, reemplazó la gaseosa por un batido de proteína y dijo: “debemos volver a empezar, volver a lo natural, a comer sano y a moverse". 
¿Necesitás asesoramiento personalizado?
Decidite y comenzá ahora a mejorar tu estilo de vida.
Contamos con un equipo de profesionales dispuestos a ayudarte.
¡Dejá tu Comentario!


Esto te puede interesar
Fines de semana largo
Día de San Valentín FIIT
¿Entrenar en ayunas?
Juntos es mejor: Día Internacional de la Familia
¡Que no te falte el descanso!
Últimas Notas Publicadas
Ayuno: una herramienta más
Vegetarianismo: mitos y verdades
¿Cómo nutrir nuestro cerebro?
Niños y niñas: ¿sus meriendas son saludables?
Tu cuerpo tiene memoria
Las 5 Notas más vistas
Entender la diferencia de Solo cardio y Cardio + pesas
¿Qué es ser Fitness?
6 claves para llegar mejor al verano
Hacer un cardio todos los días
Conocé tu biotipo